Subsecretario Ricardo Merlo logra borrar del Decreto ley el párrafo que limitaba la transmisión de la ciudadanía italiana

noticia en desarrollo
(foto credits:Gente d’Italia)

Eliminado por el Ministro Salvini el párrafo que había permitido solo a hijos y nietos de italianos de tener la ciudadanía italiana

 

Roma – Fue el mismo Ricardo Merlo (fundador y alma del Maie), con la expresión “fue una batalla ganada” quien anunció el fin de la tan odiada y dura limitación a la transmisión de la ciudadanía italiana. En su veste de Subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Italia, Merlo luchó sin tregua alguna para poder garantizar a todos los italianos que sus nacionalidad sea tramitada sin limites algunos, cosa que antes estaba fuertemente bloqueado  en algunos casos.

“No hay limitación”, subraya el Subsecretario. Logramos deshacernos de esta discriminación, esta limitación a la que estábamos totalmente en contra. Batalla ganada! “, dijo feliz de su resultado y, sobre todo, seguro de haber logrado un gran avance por todos los descendientes de italianos.

Ricardo Merlo, recién elegido senador en la última ronda electoral y nombrado Subsecretario del Exterior, estaba en Argentina cuando se planteó la posibilidad de no otorgar la ciudadanía italiana a muchos descendientes de italianos residentes o nacidos en el exterior.

Subsecratario Ricardo Merlo – Foto credits: MAIE Mondiale

Fue una situación muy delicada,  que requirió intervención inmediata, como única forma de solución. Desde Buenos Aires, adonde se encontraba, Merlo  inmediatamente tomó un vuelo de regreso a Italia para conseguir el remedio. Fijó una sita con el ministro Matteo Salvini y  se reuní con él, en Roma.

Al cabo de pocas horas, logró convencer el ministro de borrar el párrafo que habría respaldado  unas limitaciones para los descendientes de italianos que residen en el exterior. En detalle, se trataba de retirar del Decreto Ley una disposición que establecía que la la ciudadanía italiana sólo podía ser gestionada por los hijos y nietos de italianos. Esto resultaba altamente limitante para millones de italianos.

Merlo e Salvini – foto credits: MAIE Mondiale

Merlo pudo convencer el ministro Salvini que esta disposición sería demasiado limitativa y, después algunas horas de discusión cerrada, logró al fin borrar estas pocas lineas en el decreto ministerial y, de esta forma, permitió que todos los descendientes de italianos puedan conseguir su ciudadanía.

Por ende, ahora nada cambió, pero la cosa más importante es que se pude garantizar el derecho a ser italianos a todos los ítalo-descendientes de bisabuelos, tatarabuelos y antepasados de éstos, que puedan certificar su ascendencia italiana. Un gran logro no solo para Ricardo Merlo y el Maie, sino también para todos los italianos del mundo.

marco maria scotti

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *